Noticias  

Los homosexuales extranjeros no podrán adoptar niños rusos

El presidente de Rusia, Vladimir Putin, pretende prohibir la adopción de niños rusos por parejas extranjeras del mismo sexo. El mandatario encomendó al Gobierno y al Tribunal Supremo la tarea de redactar, antes del 1 de julio de 2013, las enmiendas a ser introducidas en el vigente reglamento de adopciones.

La jefe del movimiento social Asamblea Nacional de los Padres, Nadezhda Jrámova, declaró hace días que sería más prudente prohibir por completo las adopciones internacionales, puesto que “es complicado determinar técnicamente la orientación sexual de los padres adoptivos”.

Tras la legalización de los matrimonios gay en Gran Bretaña y Francia, el Defensor del Menor, Pável Astájov, expresó su intención de hacer todo lo posible para impedir que niños rusos sean adoptados por parejas homosexuales extranjeras.

Igualmente, el Ministerio ruso de Relaciones Exteriores lanzó varias advertencias sobre la posibilidad de que se vean afectados los derechos de los adoptantes procedentes de los países que legalizaron los matrimonios entre personas del mismo sexo. “Los parlamentos británico y francés han legalizado los matrimonios homosexuales. Este hecho reduce las posibilidades de adopción para los ciudadanos de estos países”, apuntó en febrero pasado Konstantín Dolgov, el comisionado para los derechos humanos del Ministerio de Exteriores ruso.

De momento, no hay datos fidedignos sobre dónde mejor se sienten los niños adoptados:
en una familia tradicional o en una familia homosexual, y si existe una notable diferencia entre las dos. Aún faltan estudios al respecto.

Los matrimonios entre personas del mismo sexo son reconocidos legalmente en Gran Bretaña, Países Bajos, Bélgica, España, Canadá, República Sudafricana, Noruega, Suecia, Portugal, Islandia, Argentina y Dinamarca. En noviembre de 2012 los legalizó Francia.

Según estadísticas de 2011, España, Francia y Canadá son países líderes en la adopción de niños rusos.

Así pues, los ‘vientres de alquiler’ es la única posibilidad de ser padres que queda abierta para las parejas del mismo sexo.

Fuente de informacin

Noticias